The insomnia city

The Jungle of sound Machine

No. No quiero intentarlo, no quiero volver a ver como al final todo lleva a lo mismo. Nada.
Quizá sea que la consciencia de la brevedad de mi existencia, me ponga constantemente al límite, como prueba de carácter, aunque, siendo sincera, lo más seguro es que sea yo, quien imagina todo, y la vida, como siempre no haga nada por mí.
Sin saberlo muevo piezas, de un ajedrez ciego, que probablemente, ni siquiera sea ajedrez.
Pero en el fondo, me encanta.
Y quiero disfrutarlo.

Relato sin título.

Después de un par de días sin escribir nada, vuelvo, con una historia.
No es espectacular, pero bueno, es lo que me salío.
Y como lo prometido es deuda, esta va para Meve Yanes, por ser tan sexy, y buena gente.

Bueno, saludos a todos y como no, Feliz Navidad, al que le guste la Navidad.



Anoche volví a soñar con ella. Llevo así casi una semana, cuando me levanto, me doy cuenta de que lloraron por ella todos los poros de mi piel. La sábana está encharcada.
Voy a lavarme la cara, a afeitarme, a cortarme el pelo, y comprarme algo de ropa decente, ya que , después de una larga temporada sin vernos, creo que ya estoy preparado para a ir a visitarla... esta misma tarde. Estoy nervioso, quiero que me vea bien.
Voy a la barbería del final de la calle, me arreglan el pelo, y la barba. En la tienda de enfrente compro una camiseta nueva, y una chaqueta.
Me visto, cojo el papel con la dirección, las llaves, y bajo al coche. Me espera un largo viaje.
Quiero verla por muchos motivos, la quise mucho, y no sé si aún la quiero, o lo que siento es nostalgia, quizá un poco de culpabilidad por nuestra ruptura.
Sé que yo me busqué esto, que es culpa mía, pero supongo que también suya, ya que el fin de una relación es cosa de dos.
Las cosas no fueron bien desde el principio, ella era demasiado alocada, le gustaba mucho salir por ahi, y yo soy más bien tranquilo, un hombre de estar en casa, con su familia. Al principio, eso no era problema, hasta que empezamos a vivir juntos. Ella quería salir todos los fines de semana, con sus amigas, pero ya no era una niña, y a mí me apetecía más ver una película, quedarnos juntos. En fin, tonterías como esta, que no parecen importantes, a la larga llegan a molestar mucho.
Llego al lugar, y miles de preguntas agolpan mi cabeza...
¿Me querrá aún? ¿Por qué la dejé ir? ¿Por qué lo hice? ¿Habré hecho mal? ¿Dios mío, aún la quiero?...
Subo y pregunto por ella en la entrada.
-¿La señorita Alba González vive aún aquí?-
-Si señor, acompáñeme.
Llego hasta la puerta, está abierta, así que paso, para darle una sorpresa.
Voy a su habitación.
Está dormida...

Me siento a su lado, le acaricio el pelo. Me imagino la cara que pondrá cuando despierte ¿Le hará ilusión?.
Estamos así un rato hasta que abre los ojos, poco a poco, me mira, y esboza una una sonrisa.
-No digas nada, déjame explicarme... Siento mucho lo que te hice, supongo que no lo merecías, que no debí permitirlo, porque yo te quería... Bueno, y aún te quiero. Perdóname....
Sé que nunca volveré a ser el mismo...sin tí-
Va a contestarme...
-......Aaaaargmmmmm....mmmmbbfff...-
Balbucea cosas sin sentido...
De repente noto un golpe en la espalda, y caigo al suelo de bruces.
Alguien me esta esposando.
-En la entrada del hospital nos han informado de su llegada. Queda usted detenido por el intento de homicidio de la señorita Alba González, tiene derecho a permanecer en silencio...
-¡Yo no intenté matarla!
-Señor García, la señorita González tiene daños irreversibles en el cerebro. Es vegetal por su culpa.
-No, yo no....
Yo nunca debí empujarla por el balcón.

Y como siempre, espero que os guste...
Él se esconde bajo sábanas vacías, bajo promesas incumplidas, bajo ilusiones muertas.
Rostro cobarte que mira hacia dentro, que busca explicaciones, que no las encuentra...

Gris y Rosa

Y tú sabes que va para tí:

Palabras pintadas en lienzos de aire, palabras grises, pinceladas rosas, formando una sobrecarga de sentimientos, una mezcla de colores dulces, ácidos, como un beso con sabor a naranjas verdes.

Una contradicción semiperfecta, conservando la perfección del que no la tiene, de los colores unidos por el etéreo nexo de haberse creado el uno al otro, de estar uno dentro de otro, y ser dos a la misma vez.
Nexo de ser materia movida por aire, aire que mueve materia, y viceversa. De tener la certeza de que inexplicablemente existe una fusión de todos los colores, creando el blanco, una luz dentro de una cueva, que la acompaña, y la ilumina.
Palabras de dos colores opuestos, enfrentados en un mismo círculo cromatico, unidos por el centro, donde forman, no un color, sino un sentimiento.

Espero que te guste.

Y ya sólo somos, carne podrida



Las noches no son noches sin luna,

las lágrimas no son lágrimas sin sangre,
la carne podrida, se muere de hambre,
sin que haya carne alguna.

Carnes podridas movidas en cuerpos,
Andan por ahí desnudando sonrisas,
Hirviendo siempre con prisas,
Hasta la sangre de los muertos.

Vagando en calles oscuras,
golpeándose unos a otros,
jugando con juguetes rotos,
a robar las almas más puras.

Concepto de Arte

Mentes vacías de contenido, de sustancia escasa. Manos que no mueren sin tocar, ojos que miran sin ver.
Rostros inexpresivos, actitudes forzadas.
En mi mundo, no somos personas, somos manos, manos que ven sin ojos, manos que sin tocar no viven, manos que sufren la espera, que se enamoran de otras manos.
Aquí nada muere, todo puede plasmarse, o dejarse en blanco, en el eterno sin saber del consciente de su insustancialidad. Manos que juegan con el tiempo, volviendolo cíclico.
Poco noctámbula se vuelve la mente, que ya no duerme por completo después de abrir ciertas puertas. Ideas que se agolpan en ellas, desesperadas por salir, unas geniales, otras mediocres.
Ideas que son convertidas en obras, o quizá, tan sólo en servilletas pintadas, que no tienen más valor, que el que las manos le dan.
Significado personalizado del concepto Arte.

No es que...

No es que ames esa esencia.
Es más bien que amas la esencia en la que la quieres convertir.
Y eso es enamorarse de una ilusión.

Es más:

No esque las desgracias vengan de dos en dos.
Es más bien que estás tan inmersa en en tu ilusión, que te olvidas de dar de comer a los peces.
Y cuando la ilusión se muere, te das cuenta de que tus peces también están muertos.

Quizá no diste importancia a lo que realmente la tenía.

Empatía

La primera entrada de este mes. Ahi vá.....

Por la oscuridad inmensa tan sólo se filtra un rayo de luz. Mi única diversión y entretenimiento consiste en evadirlo, en alejarlo de mis pupilas, para evitar el dolor de cabeza que éste me produce. El hedor llega a ser insoportable, rancio. Una mezcla entre sudor, orín y heces. Anhelo tomar una ducha, no sólo por el olor que desprendo, impropio, repugnante, sino más por ver si se lleva mis sentimientos putrefactos, que hieden ya más que mi cuerpo. Parece que el tiempo no pasa en esta habitación, las horas se congelan, y sólo sé que la noche me visita, porque la oscuridad absoluta me absorbe, sumergiéndome en un caos espacio-temporal. Mi encierro se prolonga años, habiendo pasado sólo días, aproximando el tiempo por el tamaño de mi barba. Me siento demasiado débil y cansado.

La boca conserva el sabor a hierro de la sangre, ya ni siquiera sé cuantos dientes me quedan. Me alegra no poder contemplar mi rostro, ya que lo supongo amoratado, y mi cabello se teje en una maraña seca y áspera.

La necesidad hace milagros, y con el paso del tiempo miro esa asquerosa montaña de pan viejo, yacente en una esquina, con otros ojos. No sé cuanto llevo a base de agua, pero el odio y el amor
propio no me permitían pegar bocado...hasta ahora. Me levanto, me mareo, y caigo al suelo. Sé que perdí la consciencia, porque el rayo de luz no me hace compañia, lo que no sé, es cuanto tiempo ha pasado. Me siento preso de una profunda crisis de ansiedad, y me cuesta respirar, las lágrimas saladas resbalan por mis mejillas, primero ordenadamente, para luego desbordarse. Grito enfurecido y golpeo la pared. ¡Por qué joder, por qué!
Agarro un mendrugo de pan, y lo mastico a trompicones. Está seco y duro, pero lo necesito.

La puerta se abre, y aparece mi visitante. Me arrimo a una esquina azorado, ya sé lo que me espera, lo mismo de siempre. La veo acercarse y golpea con furia mi entrepierna, doblándome, y arrancándome un aullido de dolor. Ya casi ni la siento.
Lo que me sorprende, es que no se aleja, como normalmente hace, sino que continúa golpeando mi cuerpo, patada tras patada.
Le suplico, ya no puedo más...."Por favor para, por favor, haré lo que sea, tengo dinero, que quieres por favor...." Sollozo desesperadamente, no tiene alma... Me sienta en una silla, me ata y golpea mi cara repetidas veces....Va a matarme, lo sé, lo veo en su cara, tiene ansia de más, no para de golpearme la entrepierna.
Morir ya no se me antoja tan desagradable como en un principio.

Me mira a los ojos, y me acerca un artículo de periódico a la cara.
"Dí que lo sientes" me grita, "¡Dí que lo sientes!"
No tengo fuerzas para responder, y me golpea con más furia, me escupe.
Veo la muerte cercana.

La miro a los ojos, y le digo "Lo siento, siento de verdad que sepas quién soy"
Su cara se descoloca por completo, y me tira al suelo, coloca su pie encima de mi cabeza...

"¡No! ¡No! ¡NO! ¡LO SIENTO! "


La habitación se llena con un espantoso crujido viscoso, salpicando las paredes de rojo.
La chica se deja caer al lado del cadáver aún caliente e inmóvil, sollozando.
"Hijo de puta, hijo de puta....."
En su mano sostiene el artículo del periódico de hace tres semanas:

HALLADO CADÁVER DE UNA NIÑA DE DOCE AÑOS, BRUTALMENTE ASESINADA.
La huérfana, M.F.A. vivía con su hermana mayor S.M.F.A. y no regresó de la salida del colegio.
El cadáver fue hallado en un descampado cerca de éste, y mostraba signos de un abuso sexual, previo a su macabra muerte. El único sospechoso D.U.P.G. ha sido absuelto por falta de pruebas. La policía continúa la búsqueda de nuevos sospechosos.

Espero que os guste ;) Saludos

Frases inconexas

No me interesa saberlo, me interesa el hecho de que me lo cuentes.
No tengo ganas de estar en ninguna parte.
Intentaré que valga la pena.
Ya no recuerdo que se sentía antes de la soledad.
No te pierdas.
Sólo busco lo que sé que no encontraré.
Hasta que no se pudre, no me doy cuenta de su importancia.
No te sientas culpables si no sabes lo que quieres.
No te impacientes por que llegue, disfruta la impaciencia.
Me gusta la perfección de lo que no es perfecto.
Llámame cuando no me necesites.
La gracia de mi locura, está en mis momentos de lucidez.
Si lo disfruto, no es un error.

Relato "La caja Rosa"

Bueno, pues en esta ocasión, escribo una historia, que no es sino lo que me evoca a mí el color rosa, no tiene un gran argumento, y no hay que esperar demasiado de ella.
Partamos del significado de dicho color.
Cito textualmente:
El rosa es un color emocionalmente relajado, e influye en los sentimientos convirtiéndolos en amables, suaves y profundos. Nos hace sentir cariño, amor y protección. También nos aleja de la soledad, y nos convierte en personas sensibles. El rosa se asocia al amor altruista y verdadero.
En base a esto, me puse a escribir. Quiero dedicárselo a Tania M. por dos motivos: El primero, porque el rosa es su color favorito, y le prometí escribir en base a ello, y en segundo lugar, porque, supongo que me enamoré, no fue correspondido, y ahora, es una experiencia más en mi vida, una cicatriz, que a veces me sirve de inspiración. Y me lo dedico a mí misma, porque ahora llevo el pelo rosado xD. Besos, y espero que guste...



"Está encima de mí, sus músculos en tensión, sus manos acariciándome... En realidad, la visión de sus brazos, de su pecho, contraídos, su mirada, me exitan más que el acto en sí.

La conocí hace meses, y la verdad, me gustó desde un principio. Y poco a poco se ha ido colando por mis fibras sensibles, conociendo mis puntos débiles, lo cual, ahora mismo, la hace parte de mi vida, y en ocasiones, de mi pensamiento, tanto para lo bueno, como para lo malo.


Miro hacia un lado. La mesilla contiene sus enseres personales, perfume caro, maquillaje más caro aún, y su caja rosa.


Ahora mismo, esa maldita caja, es como un puñetazo en el estómago, ojalá no la hubiese mirado, no ahora, ojalá pudiese olvidar su existencia, su presencia, al menos durante unos minutos.
Pero no puedo, así que como muchas veces, los pensamientos se agolpan en la cabeza, y se me hiela el cuerpo, realmente quiero que pare de tocarme, quiero largarme a llorar a algún lado, quiero explotar, quiero otra vida.
Se juntan la rabia y el asco.

Antaño, la caja no me provocaba esa sensación... todo lo contrario, la caja era un alivio, porque sabía, que estaba ahí, que existía, y que eso me hacía salir indemne en muchos casos.
Ahora mismo se ha convertido en mi mayor enemiga.
Pero ya se sabe, no todo puede ser siempre bueno, y la verdad, es curioso hasta el punto en el que se cambia la perspectiva de las cosas.


Se tumba a mi lado, y me besa.
Hablamos, como lo hacemos siempre, de cómo nos van las cosas, de lo que nos gustaría a ambas, en fin, de sueños, de quizá demasiadas cosas en común.
Proyectos de papel, de los que hemos hecho cientos, y que un golpe de viento derrumba.


Se acerca la hora de irme a trabajar, así que cojo mi ropa y me visto, bajo su mirada desde la cama. Saco la cartera, y le entrego el pago por los servicios prestados, por unas horas de su compañía.
Ella coge el dinero, se da la vuelta, y lo deja en su caja rosa, con algunos billetes más, que en su día fueron amantes en su cama.
Una punzada me atraviesa el pecho, de nuevo, por pensar no quizá que otros la toquen, sino que yo sea uno más.
Porque ella vende su sonrisa al mejor postor."

Sin título.

Siempre ha costado acostumbrarme a una serie de sucesos, para darme cuenta, de que en realidad, no sucede nada.
Quiero expresar al mundo que tengo poco que ofrecer, sólo un saco de vivencias, y mitades, del que sólo puedo sacar en limpio un consejo:
Obtén tus propias experiencias.
Estoy formada de miles de pedazos, miles de libros, miles de personas, miles de pisadas, y millones de suspiros...
Los regalo a quién los quiera, pues, al fin y al cabo, son trozos de mí, aunque en un mundo materialista, no valgan mucho. La importancia está en quien se la da.
Sucede, que muchas veces, nadie se da cuenta de mi materia, tan sólo mi forma, y por muchos suspiros que lance, en forma de regalo, no son apreciados....
Quizá la gente es ciega, o quizá sea, que no los quieran.
Así pues, unos pedazos tapan a otros, se colapsan en las puertas de salida, y ahí se quedan, solos, ansiando su demanda, decepcionados, porque...
A ojos del mundo no tengo materia, sólo forma.

"Días Grises"

Días grises, todo se nubla.
No se ya por donde camino, vuelvo a estar perdida...
Stop. Todo se para, y no avanzo...retrocedo, me alejo del mundo y me meto en un agujero negro, que me transporta a mi propio universo. Sola.
Simplemente me alimento de nostalgia y procuro regurgitarla, para que no se me acabe pronto el sustento.
Sé que es un error, pero sé que no puedo evitarlo, porque en el fondo, me gusta.
Soy como la pieza rota de un puzzle, que se niega a la conexión con el resto.
Implosiono de rabia e impotencia.
Cada día me cuesta más cargar las decepciones a cuestas, andar con ellas se me hace imposible.
Ya no sé como esconderlo, como fingir, esque ya, ni siquiera me importa.
Todos tenemos un lado negativo, por muy pequeño que sea.
Mañana será otro día, quizá salga el sol, o quizá no... A decir verdad, no me preocupa.

Relato "Las Drogas"

Me despierto porque el sol entra por la ventana.
Vaya ya es de día ¿Tan pronto?...
Anoche tuve una de esas pesadillas, que se repiten varias veces a lo largo de tu vida. En la mía yo estaba atada a una cama, en una habitación blanca, parecía ser un manicomio.
A mi lado descansa el cuerpo de Laura, desnudo. La piel es pálida, de un color dorado claro, y a simple vista, parece tener un tacto aterciopelado. Aún no me lo creo, Laura... Porque la que está ahí no es otra, sino ella. Tengo el ego tan subido, que ahora mismo, mis pies no tocan el suelo.
Mierda, ¡son las siete de la tarde!... Quedé con un contacto para ir a comprar cocaína, y hacer "el negocio" esta noche, en las discotecas de la ciudad.
Cojo los primeros pantalones, la primera camisa que pillo, y me visto con una rapidez increíble. Me ato una coleta... menos mal que el pelo me da justo para eso, y salgo pitando.
Buf, aún, faltan cinco minutos para la hora, dejo el paquete en la basura.
El contacto se acerca a paso lento. Disimuladamente deja su bolsa en la papelera, recoje lo que había dejado yo, con el dinero, y se marcha.
Me acerco a la basura, y lo recojo.
Cincuenta gramos de cocaína al 70%... de esto saco yo hasta cien gramos.
Oscurece, voy a casa, preparo el bicarbonato, y corto, pero antes, guardo unos gramos sin rebajar, para consumo propio.
El coche está aparcado debajo del portal, así que simplemente, tiro una raya, cojo veinte gramos para vender, desciendo por las escaleras, y parto rumbo a la ciudad.
No me gusta colocarme demasiado sin habe vendido hasta el último grano, pero consumo coca a diario, desde hace dos años, el resto de drogas, las consumo esporádicamente... soy lo que algunos llaman "drogadicta"... Menuda estupidez.
Acabo de vender, por fin, absolutamente todo, después de entrar a todas las discotecas de la calle... así que voy al baño.
Empiezan a fallarme las fuerzas, necesito activarme, así que, me dispongo a meterme un gramo más.
Pillo un par de pastillas e invito a una chica preciosa, nos la tomamos... Media cada una, extásis de gran calidad. Por mis manos pasa de todo: popper, speed, cocaína, boliche, hachis, hasta peyote...todo lo que puedas imaginar.
Vaya, no me creo lo que veo, La Hippie está aquí.
La Hippie es compañera de "trabajo" aunque ella trabaja en la sección alucinógenos. Sección de la que soy cliente habitual. Adoro las drogas que cambian la percepción de la realidad. De la carta pido el menú del día... LSD.
Lo compro, lo tomo, y me bebo un vaso de agua. No se mezclan alcohol y drogas.
Pasa un rato, las luces me hacen flipar, los colores, todo es increíble,
Bailo desfogadamente, y noto que empieza a hacer demasiado calor, salgo afuera, con la chica detrás asustada... no pasa nada, es tan sólo un mal viaje. Me siento en el suelo, y sé que estoy perdiendo el conocimiento, no es la primera vez que me pasa.

Despierto en una sala blanca, ¡¿Que cojones!? El pelo me molesta, me llega por la cintura, no puede ser, ¡¿Qué pasa?! Estoy atada, grito, me muevo con violencia ¡Joder, que alguien me explique que cojones está pasando!¿Dónde está la chica?, ¿Y mi pasta? ¿¿DÓNDE MIERDA ESTÁ TODO MI DINERO?!
Oigo hablar a los médicos desde fuera, entrecortadamente.
"....No no, no pasa nada, tranquila, lleva aquí años... Sí.... Ha vuelto a soñar con el día antes de ingresar, es como esa pesadilla, que se repite a lo largo de la vida de muchas personas, sólo que la Esquizofrenia no le permite distinguirlo de la realidad...Sí...las drogas sí..."

MIERDA.

Naturaleza

Soy de las que piensan que la naturaleza es un estado de armonía con el universo.
Lo que nace de esa armonía, es natural, y por tanto no plantea problema.
Lo creado por la mano humana, es sólo un conjunto de dualidades, con un polo positivo, y uno negativo.
Arreglas una cosa, y destrozas otra.
Si los sueños están formados de pedacitos de materia abstracta, es porque esa materia es existente... por tanto, los sueños siempre serán posibles de conseguir, ¿Por qué no? Si se imaginan, es porque la mente es capaz de visualizarlo, y eso, es tan real como el suelo que se pisa.
Es probable que se me acuse de soñadora, pero esque en mí habita la esencia del pensamiento positivo, y es algo que quiero transmitir aquí, y yo creo que funciona.
Partiendo de la base de que la mayoría de cosas están formadas por dualidades, y aceptando ambas, disfrutando la positiva, y, ¿Por qué no? aceptando la negativa, todo se hace más armonioso.
Aceptar la negativa no consiste en pensar todo el día en ello, sino saber que llegará, y estar preparado para el golpe, por muy leve que sea. Así, no sorprende.
"Todo lo que sube baja" "Todo lo que tiene un principio, tiene un fin" asumirlo es necesario, pero no como algo malo, sino como algo natural, todo llega, y después de eso siempre hay más, bueno y malo.
Sucede, que a veces, lo malo se da primero... hay que tener paciencia, llegará el otro polo, o quizá otra persona se beneficia de él...
No esperar mucho de las personas. Asumir los fallos, y que la confianza ciega no existe. Es difícil, pero no imposible, evitando así disgustos y decepciones.
La vida, es larga, y la mente cambia demasiado... eso es bueno, es parte de una evolución.
Y sobre todo, soñar, en Insomnia City, donde las noches son eternas, y los sueños el alimento de la vida... No se vive de sueños, pero es lo único que no se puede comprar.
Un beso, y ¡a pensar en positivo!

Secuencia de "Rojo"

Hace un par de semanas, escribí un relato titulado "Rojo", y dedicado a Dilcey.
Lo leyó, y junto a una amiga de ambas, (las dos estudian audiovisuales), decidieron proponer la historia como trabajo de clase, para una secuencia.
Llevamos a cabo entre las tres una adaptación de la historia, para que ellas pudieran presentar el proyecto.
Hoy me he enterado que el proyecto ha sido aprobado, y que lo que un día escribí, serán imágenes. No es que lo vayan a realizar un equipo de profesionales, pero si un equipo de personas con ilusión, supongo que con empeño, y con ganas de aprender.
Quiero darles anticipadas las gracias, porque de verdad me hace mucha ilusión.
Estoy completamente segura de que Alicia (la directora) dejará satisfecha mi imaginación.
No pueden imaginarse lo contenta que estoy, aunque parezca una tontería, espero que me guste, y si todo sale bien, espero colgarlo aquí, en el blog.
Un beso.

Relato "Hipocresía"

Que buen despertar, me siento fantástica.

No tengo ni idea de dónde estoy, pero es una habitación grande.

En el ambiente huele a sexo, pero a mi lado no hay nadie. Vaya, esta noche he tenido suerte, y ni siquiera me acuerdo. Se oyen ruidos afuera, ¿Estará desayunando?


No debí beber tanto, ni probar la cocaína que me ofreció aquel chaval... ¿Será él?Vaya tiene pósters por todo el cuarto... Led Zeppelin, Deep Purple, Heaven Shall Burn, e incluso, uno de Prodigy, buen gusto musical, me encanta.


Sigo curioseando, folletos de manifestaciones anarquistas, feministas... lee a Marx, y a Bakunin. En la camiseta que cuelga de la silla pone "Antifascismo hasta la muerte" Vaya, ese es casi mi lema. Es ese tipo de chico del que me enamoraría.


Y si le propongo vernos de nuevo, en otra situación, ¿aceptará?, ¿Seré su tipo?... Me estoy poniendo nerviosa, la puerta triquetea y asoma un brazo, tiene un tatuaje... Me encantan los tatuajes.


Pero lo que veo después me asombra hasta tal punto, que los nervios se transforman en ira, la admiración en asco...¡Es una mujer! Me levanto, y la empujo contra la puerta, maldita lesbiana, ... son unas putas enfermas.


Me voy de la habitación, espero no volver a verla.

Hipocresía.

Rimas "Sueño"

No es fácil distinguir una lágrima en un charco.
Pero se puede vivir con las esperanzas puestas en ello.
¿Quién sabe si con el tiempo el charco dulce se seca,
y no queda sino la gota hecha sal dentro?

Cuesta vivir sin sentir nada,
porque sentir nada es un sentimento,
sentimiento de alivio y de nostalgia,
Que consume el alma a un paso lento.

Las noches se hacen más largas,
duele hasta el soplido del viento,
El corazón en el pecho endurece,
para poco a poco irse muriendo.

¿No mueren también los días?
¿No se van para no volver de nuevo?
Así perecen las noches frías,
En las que sin estar dormida, sueño.

Relato "Rojo"

Escribo mucho, lo sé, pero es una racha, dejaré de escribir tanto, cuando ya, no se me ocurra nada.

Este escrito va para Dilcey, la persona más dulce que conozco, y una de las pocas que sabe encontrar la belleza en lo macabro, lo cual la convierte en una persona extraordinaria. Y a Blanko, amante de la narrativa.
Ahí va...

El cielo se tiñe de rojo oscuro... Rojo, qué color tan extraordinario. El rojo es alegría, sexo, euforia, vida. Es sin duda el mejor color que pueda existir.
Me visto y me dispongo a salir a la calle.
Es una noche preciosa: temperatura estable, fresco agradable, poca gente paseando. Me gustan las noches tranquilas, hacen que la vida me parezca maravillosa. Simples detalles como éste son los que forman mis momentos de felicidad.
Hay un parque cerca, y me apetece sentarme sin más, a disfrutar del rojo del cielo en el ocaso.
Ensimismada mirando hacia arriba me encontraba, cuando noto que a mi lado hay una mujer. No sé cuanto tiempo lleva ahí, solo sé, que llama mi atención.
La miro sin que se de cuenta: lleva un vestido blanco y una piel tan blanca que casi puedo verle las venas...que pulcritud. Qué piernas tan largas, tan bonitas. Que pecho, que cuerpo...pero lo que más me llama la atención, es el rojo de sus labios, escandaloso, insultante. Dios mío, hacía demasiado tiempo que no me sentía así.

El corazón me late demasiado deprisa, violentamente. Lo noto en las sienes, estoy convencida de que ella también puede oirlo, va a salírseme del pecho.
Saco un cigarro, lo necesito. Control, respira, suave, relax.
Cuando lo enciendo me habla, me está pidiendo uno. ¿Por qué no podrá estar callada e irse, sin más?
Se lo doy y me lo agradece.
Me busca conversación... Sé que soy una persona agradable, bastante amable y dulce ¿por qué negarlo? Tengo cara de buena gente, y eso es lo que gusta de mí.
Hablo con ella, le respondo. Conversamos acerca de trivialidades... Quiero besarla, sólo pienso en eso. Su boca roja se mueve al hablarme y no puedo mirar a otro lado. Sexo, sexo, sexo... ahora
mismo no puedo pensar en otra cosa.
Se acerca cada vez más a mí. No puedo controlar las ansias. Le agarro la cabeza enredando una maraña de pelo entre mis dedos, (su pelo es negro azabache, tan oscuro como la noche, contrasta con su piel) y la beso.
¡Se resiste!¿Es un juego? No lo entiendo, pero no puedo parar de besarla. Me coloco encima de ella, y la inmovilizo contra el suelo... está llorando, se muerde los labios, el pecho se contrae y relaja con rapidez. Respira fuerte, solloza, gime... Sé que no lo hace por placer, pero no me importa... estoy excitada, eufórica. Estoy disfrutando de mi noche.
Shhh, calla no grites. Le tapo la boca, y me araña la espalda. Siento como mi piel se separa, y brota ese fluido escarlata, espeso, brillante. Sangre. Más, quiero más.
Los pensamientos se suceden en mi cabeza uno detrás de otro, a la vez, de golpe, me molestan. No puedo pensar bien si ella grita. Golpeo su rostro con el puño cerrado, en la boca.
Creo que le he roto el labio, porque de él brota ese cálido líquido rojo a borbotones y eso me encanta. La beso con fuerza, aguantando sus mordiscos violentos, notando su aliento cálido, manchándome la boca con su sangre.
Golpeo repetidas veces su rostro, la nariz, los ojos, con fuerza, con violencia, hasta que pierde la consciencia. La sangre resbala por su rostro antes blanco, ya amoratado. Resbala por mis puños, por mi cara, y tiñe su ropa de rojo.
No noto su pulso, puede que esté muerta...
Es preciosa, sigue siéndolo.
Me siento inundada por un profundo sentimiento de amor, le beso la frente.
Creo que nadie ha visto nada y mi casa está cerca. Quizá allí podamos finalizar juntas tan estupenda velada. Al menos, hasta que comience a desprender ese desagradable olor a putrefacción, propio de los cadáveres.


Espero que os guste.

"No entiendo"

Quizá aún queden cosas que escapen a mi entendimiento, como el valor de las palabras, puesto que no es otro que el que las personas le dan, o el valor de las acciones, que es el mismo que el de las palabras... Según el contexto, se puede intuir, pero no adivinar. ¿Qué se espera? Si el contexto está claro, un hola es un hola, un abrazo es un abrazo y un beso es un beso. No hay más que eso, ni tampoco menos.Quizá escape de mi entendimiento, que a veces un no, esconda un sí dentro, o que un beso, esconda una esperanza, o que quizá, no escondan nada de eso.Pensar mucho, no siempre es bueno, y por tanto, no entender a veces, no me preocupa demasiado. Si algo no queda claro, pregunto...¿Qué hago?

Rimas "Por no existir"

Por no existir es por lo que anhelo,

Por no existir, por no ser parte de nada,

Por existir en forma de alma idealizada,

Por existir sólo en forma de pensamiento.


Existe el alma soñadora,

y no existe el sueño,

más por reglas del Universo,

Lo mismo no puede darse de dos formas.


Por no existir, vivo el día a día,

Pues lo que no existe, no puede hacer daño,

Aunque, por no existir, de año en año,

Me absorba la melancolía.

¿Dónde viven los recuerdos?

¿Dónde viven los recuerdos, si no en las personas?
Están presentes en esa sensación de nostalgia que surge en forma de presión en el pecho.
Pero habitan en la experiencia, pues una persona, no es más, que un conjunto de recuerdos.

"Confusión de términos"

Confusión de términos...
Habitualmente, se confunden varios términos, o se aplica incorrectamente el mismo término para cosas diferentes.
¿Gelialidad, o locura?
¿Locura o inadaptabilidad?
¿Soledad, incomprensión, o locura?

Cambio.

Y en el silencio de la noche llegó el  Fin, y después vino otro día.

Son muchas ya a estas alturas las teorías del llamado "Fenómeno 2012", tan amplias y variadas como el ser humano mismo. Desde fin del mundo a cambios de Era, pasando por invasiones extraterrestres, tormentas solares y el final de la electricidad. Podríamos seleccionar dos como las principales:

La Teoría Apocalíptica, según la cual el 21/12/2012 es la fecha del Apocalipsis, una fecha en la que seremos llamados a la batalla final entre el bien y el mal. Esta teoría ha sido alimentada por varias fuentes ficticias literarias, cinematográficas y televisivas (El símbolo perdido, 2012, Apocalipsis 2012, etc. ).
 Con mayor número de seguidores la teoría del "Cambio de consciencia global", donde  tras una alineación Galáctica, se abriría un portal hacia una nueva dimensión, en armonía con la Tierra y sólo para los más aptos. Estas afirmaciones son una forma de mayismo, una colección no codificada de creencias de la "Nueva Era" sobre la sabiduría y la espiritualidad del antiguo pueblo maya.
Ambas teorías (y prácticamente todas) derivan de profecías de la antigua civilización Maya, habitante en la región de Mesoamerica:  una de las culturas mesoamericanas precolombinas más importantes, pues su legado científico y astronómico es mundial. Mucha gente cree que esta civilización desapareció misteriosamente. Es sólo el romanticismo de alguna leyenda, pues nunca lo hizo. Al menos no del todo, ya que sus descendientes aún viven en la región y muchos de ellos hablan alguno de los idiomas de la familia mayense.

Podríamos atrevernos a afirmar sin lugar a dudas que el crecimiento de los medios de comunicación, especialmente Internet, ha sido un factor clave para difundir y fomentar este fenómeno ya sucedido tantas veces con anterioridad y sin ningún tipo de base científica (Véase diferencia entre Ciencia, y Pseudociencia) 
No obstante el factor principal podría atribuírsele a la necesidad del ser humano de creer en algo y finalizar ciclos, en esta sociedad moderna en la que cada día más decaen los valores, y las supersticiones en lugar de sustituirse por la lógica se renuevan.


Como era de esperar, ahora toca enfrentarnos a la resaca de dicho fenómeno. Por mucho que pase el día y llegue uno nuevo no es tan fácil erradicar las creencias arraigadas, derivadas del mismo. La necesidad asociativa causa-efecto del ser humano empezará a buscar como loca cualquier cosa para darle un sentido a la veracidad de dicho fenómeno, por lo cual cualquier suceso posterior será inmediatamente atribuido al 2012. Es más, apuesto a que más de uno se habrá esforzado para que así sea.



Y así fue como una vez más el ser humano estuvo entretenido con una teoría sin base alguna, mientras que en gran parte de África ni se preocupaban por la existencia de un "2012" debido a la escasez alimentos, mientras que el gobierno seguía robando las pensiones a nuestros abuelos, mientras seguíamos sin poder trabajar y un largo etcétera.

¿No nos damos cuenta de que nos siguen controlando a través del miedo? Cada día nos retiran más la educación, la manipulan, nos borran la consciencia histórica y el pensamiento propio convirtiéndonos en marionetas. El arma de dominación más eficaz, la trampa con mil disfraces en la que seguimos cayendo.


Si nos remontamos años atrás, siglos, e incluso milenios podemos darnos cuenta del "tira y afloja" constante entre el poder y el pueblo. Los primeros se embriagan con facilidad del ansia de más omitiendo las necesidades del segundo, hasta que éste enfurece y toma lo que es suyo. (Véase Revolución).



Actualmente existe una confusión interna de valores de las nuevas generaciones en las que todo vale. Nos preocupamos más por el bienestar sin importar cómo llegue que por hacer las cosas bien, pensar por nosotros mismos y cuidar lo que tenemos. ¿Entonces cómo esperamos que el poder sea diferente, si no son más que personas?

La respuesta es que es cambio que se espera sigue siendo necesario, pero tendremos que trabajarlo empezando por nosotros mismos.


Uno de los lastres más importantes a eliminar para avanzar es la queja. Si la mitad del tiempo que se ocupa en quejarse se aplicase en pensar la solución, o cuidar lo que se tiene tarde o temprano no habría problemas.

La forma actual de queja masiva son las manifestaciones en contra de muchas cosas, pero pocas son las que van a favor de una iniciativa. El matiz es importante: los primeros tienen la manifestación como fin para conseguir el cambio a través de pedirlo y los segundos la utilizan como herramienta de difusión, para apoyar una causa.


Es cierto que las manifestaciones han sido una gran herramienta en épocas en las que existía una mayor censura, pero también lo es que su éxito se ha basado en el miedo que provocaba al poder el descontento del pueblo. Ese miedo ya no existe, pues todo está preparado para que no funcionen: Pides permiso para manifestarte, te lo dan y si algo sale mal mandan a la "justicia" y aquí no ha pasado nada. Ha llegado el momento de cambiar de estrategia y empezar a trabajar para que ese cambio llegue, o seguiremos igual indefinidamente.



Para empezar debemos centrarnos en lo que que queremos. Hay que estar dispuesto a llegar hasta el final, mantenerse constante y luchar para superar los obstáculos: Por eso hemos de estar completamente seguros, y recordar que abandonar es dar la lucha por perdida de antemano.

Y si lo que se quiere es mejorar, debemos darnos cuenta de una serie de cosas:


A lo largo de los años, en todas las civilizaciones han existido religiones, sistemas políticos, filosofías y demás  con diversas enseñanzas pero con un fin similar: Hallar el bien común.

Así pues si antes era el jefe o representante de dichos sistemas el que se preocupaba por ayudarnos, ahora ya no sucede. Nuestros representantes modernos piensan en mantener su modo de vida, sin importar nada más que el bienestar del sistema capitalista. Tendremos que ser nosotros mismos quienes trabajemos en ello: queda un camino por delante, una lucha en la que debemos buscar un equilibrio entre nosotros mismos y con nuestro medio. Independientemente de las creencias de cada uno, es algo necesario si queremos seguir habitando este planeta y dejar un buen legado a los que vendrán después.


Nos hemos equivocado: equivocarse es un derecho legítimo, y un proceso de aprendizaje en el camino de la vida. Por eso no debemos tener miedo de hacerlo, siempre y cuando afrontemos las consecuencias y aprendamos de ello para conseguir nuestras metas. 

Es muy fácil ver las cosas desde fuera cuando es otro el que comete el error, pero esa persona ha llevado un camino para llegar hasta ahí. Si en lugar de señalarle y juzgarle intentásemos ayudarle a encontrar una solución saldríamos todos más beneficiados.
También es cierto que hay personas que no desean realmente ser ayudadas y no debemos perder el tiempo con ellas. Siempre y cuando profesen una actitud destructiva es mejor evitarlo: Sólo provocan daño gratuito.
Más como dijimos antes equivocarse es un derecho legítimo, así pues siempre que sea precedidos por una actitud constructiva, ¿Por qué no intentar mediar acuerdo?. Tarde o temprano los unos necesitaremos de los otros.


Debemos darnos cuenta de que esa ayuda que necesitamos está en nuestras manos. Somos nosotros los que tenemos que empezar esa cadena, predicando con el ejemplo. Un niño no hace lo que le dicen sino lo que ve hacer; es decir: si empezamos ejerciendo un comportamiento en el que en lugar de quejarnos, pensemos en el "mejor bien común" (sin dejar de pensar en el propio) al ponerlo en práctica estaremos produciendo ese cambio, pues al mantenernos firmes en dicha actitud sin excusarnos en el que otro lo haga o no, cada día seremos más y con el tiempo será transmitido a las nuevas generaciones.



No podemos dejarnos llevar por emociones negativas como el miedo, la envidia, los celos, etcétera. Todo en el mundo tiene su lado bueno y su lado malo, pero sólo el bueno nos beneficia. Perdemos más tiempo centrándonos en lo malo, dejándonos llevar por la comodidad de no hacer nada del que invertimos en pensar cómo superarlo o directamente hacerlo.



Nos han educado para abandonar ante las adversidades, ser débiles y no suponer un problema.



Por eso es momento de cambiar las cosas, de hacerlas bien. Y afortunadamente no soy la única persona que lo piensa, ni la primera:

Existen ya diversos proyectos en marcha que con apoyo y una buena actitud solventarían muchísimos problemas sin necesidad de depender del gobierno. Hablo de ONGs, bancos de tiempo, proyectos de educación  y un largo etcétera de alternativas en las que no hay que gastar dinero, con tu mano basta.
También puedes llevar a cabo tus propias ideas para mejorar, pero sólo serán efectivas si realmente lo deseas y te mantienes en la lucha (A veces se han de modificar maneras, para poder conservar la esencia).Gracias a Internet tenemos una gran herramienta de difusión y captación, así que... ¿Por qué no aprovecharla?
Son muchas las opciones siempre que el fin sea construir, pues el problema que tiene que otros te lo den hecho es que puede que no sea de tu agrado.


Y lo  más importante: Piensa por ti mismo, intenta siempre conseguir tus metas pensando también en el bien común y del entorno ( equivocándote hasta hacerlo cada día mejor), trabaja una actitud constructiva, positiva y constante. Recuerda que ninguno de nosotros vale más que la suma de todos.



Por mi parte seguiré trabajando en lo que creo, volveré con más para el que esté interesado y  siempre dispuesta a echar una mano para el que sepa cogerla.