The insomnia city

The Jungle of sound Machine

Relato "La caja Rosa"

Bueno, pues en esta ocasión, escribo una historia, que no es sino lo que me evoca a mí el color rosa, no tiene un gran argumento, y no hay que esperar demasiado de ella.
Partamos del significado de dicho color.
Cito textualmente:
El rosa es un color emocionalmente relajado, e influye en los sentimientos convirtiéndolos en amables, suaves y profundos. Nos hace sentir cariño, amor y protección. También nos aleja de la soledad, y nos convierte en personas sensibles. El rosa se asocia al amor altruista y verdadero.
En base a esto, me puse a escribir. Quiero dedicárselo a Tania M. por dos motivos: El primero, porque el rosa es su color favorito, y le prometí escribir en base a ello, y en segundo lugar, porque, supongo que me enamoré, no fue correspondido, y ahora, es una experiencia más en mi vida, una cicatriz, que a veces me sirve de inspiración. Y me lo dedico a mí misma, porque ahora llevo el pelo rosado xD. Besos, y espero que guste...



"Está encima de mí, sus músculos en tensión, sus manos acariciándome... En realidad, la visión de sus brazos, de su pecho, contraídos, su mirada, me exitan más que el acto en sí.

La conocí hace meses, y la verdad, me gustó desde un principio. Y poco a poco se ha ido colando por mis fibras sensibles, conociendo mis puntos débiles, lo cual, ahora mismo, la hace parte de mi vida, y en ocasiones, de mi pensamiento, tanto para lo bueno, como para lo malo.


Miro hacia un lado. La mesilla contiene sus enseres personales, perfume caro, maquillaje más caro aún, y su caja rosa.


Ahora mismo, esa maldita caja, es como un puñetazo en el estómago, ojalá no la hubiese mirado, no ahora, ojalá pudiese olvidar su existencia, su presencia, al menos durante unos minutos.
Pero no puedo, así que como muchas veces, los pensamientos se agolpan en la cabeza, y se me hiela el cuerpo, realmente quiero que pare de tocarme, quiero largarme a llorar a algún lado, quiero explotar, quiero otra vida.
Se juntan la rabia y el asco.

Antaño, la caja no me provocaba esa sensación... todo lo contrario, la caja era un alivio, porque sabía, que estaba ahí, que existía, y que eso me hacía salir indemne en muchos casos.
Ahora mismo se ha convertido en mi mayor enemiga.
Pero ya se sabe, no todo puede ser siempre bueno, y la verdad, es curioso hasta el punto en el que se cambia la perspectiva de las cosas.


Se tumba a mi lado, y me besa.
Hablamos, como lo hacemos siempre, de cómo nos van las cosas, de lo que nos gustaría a ambas, en fin, de sueños, de quizá demasiadas cosas en común.
Proyectos de papel, de los que hemos hecho cientos, y que un golpe de viento derrumba.


Se acerca la hora de irme a trabajar, así que cojo mi ropa y me visto, bajo su mirada desde la cama. Saco la cartera, y le entrego el pago por los servicios prestados, por unas horas de su compañía.
Ella coge el dinero, se da la vuelta, y lo deja en su caja rosa, con algunos billetes más, que en su día fueron amantes en su cama.
Una punzada me atraviesa el pecho, de nuevo, por pensar no quizá que otros la toquen, sino que yo sea uno más.
Porque ella vende su sonrisa al mejor postor."

4 comentarios:

Me gusta tu escrito.
Quizás tus sentimientos se salgan, a veces, del lecho de las palabras pero, transmite y coloca al lector como pensador de los pensamientos que trasladas.
Qué dificil es darle forma a la pasión y tu lo haces, felicidades.
Un beso.

 

Pues al verdad, si consigo transmitir algo, lo que sea, me doy por satisfecha... un beso, y gracias por comentar!

 

Nunca había leido algo tan... increible del rosa... si ya me gustaba.. pues imaginate ahora.. ya no solo del rosa.. de todo lo que escribes.. no sabia que sabia expresarte así... (K)

 

Definitivamente, aquí hay mucho talento. Sigue así. Lo importante es cuidar las neuronas, tratar de dormir bién (o aunque sea intentarlo)y seguir esa voz interior que nos muestra siempre el camino correcto; "que el ruido de la vida mundana y los excesos propios de la juventud no te impidan escucharla, así suene muy tenue o débil".
Y, ¡claro que consigues transmitir mucho!! Además, por más turbulentos que parezcan tus escritos, no puedes ocultar la bella persona que eres en el fondo.
Un abrazo.

El Caminante.