The insomnia city

The Jungle of sound Machine

Sexo




Hacen frío, y las horas pasan rápido en mi celda. Hace ya más de dos años de lo de Anne, y quizá hoy deba sentarme, y escribirlo. Que sea yo la que cuente la historia:

De nuevo, Anne se vió envuelta en una relación superficial.
Jaco es una de esas personas que "quieren ser, y dicen ser" pero que, al final nunca es.
Es parte de la mayoría universal.
Anne, por el contrario, disfruta de ser quien es.
Lejos de la mayoría universal, en su mundo, Anne sueña con personas como ella, personas que se dejan llevar por sus sentimientos, por sus pensamientos, y simplemente, disfrutan de lo que tienen.
Nadie era capaz de entender cómo acabó con Jaco.
Sus respuestas siempre fueron "Es fácil estar con él", "Me ayuda a olvidar el resto del mundo"...
Evasivas....eso no era suficiente. No para ella.
Se suponía que estaba con él por falta de algo mejor, por camuflarse en el mundo, por no sentirse sola.
Pero la realidad es que Anne era adicta al sexo.
Siempre le costó encontrar a alguien que la complementase, a nivel personal, así que basa sus relaciones en el sexo. No exclusiva, pero sí principalmente.
Así Anne, mantenía relaciones con gente que aguantase su ritmo, su intensidad... pero no eran como ella, no disfrutaban de su persona.

Dómina por naturaleza, sólo ella era capaz de disfrutar de saber dar placer a través del dolor, pero con cierta delicadeza.
Supongo que duró tanto poque fue Jaco quién la introdujo en el mundo de la dominación.

Dentro del círculo del BDSM, amplio como el mismo mundo, hay todo tipo de personas.
Una vez dentro, y gracias a Jaco, acabó conociendo a Zharub.
Zharub era un hindú, que dejó su país desde niño. Le gustaba leer, y escribir. Era una persona que no pretendía ser nadie, al igual que Anne.
Y tenía su misma adicción.
Desde un primer momento Anne se vio reflejada en él, como alguien que está frente a un espejo. Con una pequeña diferencia:
Los roles sexuales.
La diferencia pefecta, la parte que hace que dos piezas encajen en un puzzle.
A Anne le costó mucho dejar a Jacob, pero tras verse varias veces con Zharub, seguir negándose a vivir su sueño, le era imposible. Él era ESA persona.
Siempre le tuvo respeto a Jacob, y por eso no quiso tocar a Zharub hasta dejarle.
La misma noche que Anna terminó su relación, preparó un encuentro.
La intención era tomar algo, y luego ir a su casa.
Pero entonces, todo suceció de repente, como una habitación oscura, una ventana que se abre, y una tarde soleada que irrumpe con estruendo.
Esa noche Anne bebió demasiado, tanto que con su vómito podría curar a miles de soldados en una guerra.
Subiendo las escaleras de su casa, resbaló, y rodó más de diez tramos.
Despertó a las semanas en el hospital, y lo sé, porque yo desperté a su lado.
Abrió los ojos, y preguntó dónde estaba.
Le expliqué todo, su caída, que llevaba varias semanas en coma, y lo más duro:
Perdió su sensibilidad de cuello para abajo.
Preguntó por Jaco, por Zharub, pero ellos no estaban. Estaban ocupados con su adicción.
Comprendió de repente, que su vida se había parado, que no podría seguir con lo que la hacía sentir viva. Que conoció a su sueño, que casi tocó el cielo. Pero ya no podría ser. Ni siquiera podía comer por sí misma. Una dómina sometida a los demás hasta para realizar sus funciones vitales.
No necesitó pensárselo demasiado, y yo venía preparada. Lo imaginaba. Habíamos pensado en la posibilidad de que sucediese hace años, y habíamos hecho un pacto.
Entonces pronunció mi sentencia de encierro.
-Mátame-.


Espero que os guste!!!!!!!!

5 comentarios:

Esta es una de tus mejores historias.. sin duda!!

 

Me uno a la opinión de Pink.
Esta es uno de tus mejores escrito. Nos trasladas sentimientos, sean tuyo o no, con vitalidad, sentidos.
Leemos cada párrafo y cabalga sobre el siguiente inundando de emoción cuanto dices.
De todas las formas que escribas aquí estaremos para disfrutar de lo que nos digas, lo importante es que lo hagas, que escribas.
Un beso.

 

Muchas gracias a ambos...
Gracias Pink, por estar ahi, comentando y aguantandome!
Gracias Carmelo, por tu modo de ver las cosas, y por la paciencia para tener un ratito, leer, y comentar!
Y lo mismo digo, lo importante es escribir.
Un beso.

 

Me impresionó leerlo. Tiene tus matices de siempre. Crudo, pero me encanta!

 

Gracias Cenicienta, me gusta que aún te impresiones. Y más me gusta que te guste. Un beso preciosa!!!